jueves, 13 de octubre de 2016

DESIERTOS CALCÁREOS

Aquí esta, la crónica en imágenes de la ultima semana de la travesía del pirineo que este año se ha realizado. En buena compañía, en magníficos lugares y como no podía ser de otra manera este verano y para seguir la rutina, nos toco una semana de sol y poca nube, por no decir nada.

El grupo variado con mas jóvenes y otros mas mayores pero geniales, motivados, fuertes y con muchas ganas echar unas risas y pasarlo bien. Empezaremos nuestra travesía en Hospital de Parzan para llegar a Candanchu cruzando y rodeando gran parte del cogollo pirenaico, Ordesa, Valle de Ara, Vignemale, Los Infiernos, Balaitus…
Solamente una pequeña pega, a hecho calor, mucho mucho calor, demasiado para un servidor. Pero la sarna con gusto no pica.


Primera etapa
 Se ve que la gente viene motivada, enfrente La Munia y Rubiñera, su collado nuestro destino.
 Siempre vivas!!!
 Y llegando a nuestro destino nos observan seguramente extrañados, ¿que hacen estos por aquí?, la verdad no mucha gente pasa por estas tierras.
 Y una merecida comida, con Monte Perdido, el Cilindro, Añisclo… a nuestras espaldas, todo un lujo.
 Y una bajada tan bonita como larga.
 Llegamos a nuestro destino, Nuestra Señora de Pineta.
Segunda etapa

 Para desayunar, unas cuantos metros de desnivel positivo tipi-tapa
 Por lo menos tenemos buenas vistas

 Y después de una buena sudada que el calor aprieta, llegamos al collado.

 Nuestro destino. Refugio de Espuguettes, el lugar y las vistas no tienen precio.

 Astazus, el Casco, la Brecha, Tallon...Estamos bien rodeados.
Tercera etapa
 Para allá que vamos!!
 Y tipi-tapa...
 Edelweiss
 Lirios
 Para llegar a Sarradets, que nos lo encontramos en plenas obras de ampliación una forma curiosa y poco habitual de encontrarse un refugio.
 Y procesión.

 Que ganas teníamos de llegar a Bujaruelo. Cerveza, baño y a relajarse.
Cuarta etapa

 Hoy nos toca el largo valle del Ara que nos tomamos con paciencia y buen humor.

 Un descanso con un fondo bonito, muy bonito. Vignemale.
 Y a curtir pierna que nos toca bloquera.
 Antes de llegar al refu, un pequeño homenaje a la minería.
Quinta etapa
Dejamos el refugio de los Ibones de Bachimaña y nos dirigimos al collado de Tebarray. Por fin un poco de fresco nos acompaña.


Picoteo en los ibones Azules con una preciosa vista de los Infiernos.
 Cruzando algún nevero que otro.
 Ibon y Pico de Tebarray, nuestro próximo destino del día. Alguna cumbre teníamos que hacer, no!?
 Vamos a ello.

 En la cumbre de Tebarray con el macizo del Balaitus a las espaldas. A sus faldas nos dirigimos, para desde Respomuso bajar a la Sarra.
Sexta etapa
 Con ganas y sin querer que esto se acabe, arrancamos.
 El Midi d´Ossau desde el Ibon de Anayet

 Y el Anayet, a donde nos dirigimos que el día y la semana nos lo piden.
 Vamos que no nos queda nada!!
 De premio, la cumbre del Anayet con el Midi de fondo.
 Ibantxo que venia por abajo de apoyo, se anima y viene a nuestro encuentro por el otro lado, y después de la cumbre todos nos juntamos en el collado para comer.
 Y ya que estamos, al Vertice del Anayet para terminar mejor que bien.
 Una vez abajo,caras alegres, melón, cerveza y a descansar.

Y entre pena y reflexiones hemos llegado al final, una magnifica semana que esperemos podamos repetir en ediciones futuras. Eskerrik asko a todos por una semana tan agradable y a seguir motivados.
Ikusi arte!!!

lunes, 19 de septiembre de 2016

Ruta de los 3.000´s


Después de un primer año de ruta de los 3.000s pasada por agua, este año los astros se han alineado y hemos tenido una meteo impecable, donde el único agua que hemos catado ha sido en ibones y rios y alguna que otra ducha.

Comenzamos a caminar en el solitario valle del Riu Nere, en Aran, con la Forcanada siempre vigilante. Por este lado, la subida al Molieres se hace durilla, ya que el terreno es muy rocoso y los caminos practicamente inexistentes. Poca gente anda por aqui...

Unos neveros llegando al collado Alfred

Primer día, cima en Molieres para todo el grupo. Todos contentos!

Estanys de Molieres, baño obligado y muy fresco. la bajada fue sin problemas hasta la cascada de Molieres, donde un mal paso dejó fuera de combate a uno de los participantes. Caída aparatosa pero por fortuna, no fue grave.

Segundo día, larguíma travesía de Conangles a Vallibierna, pasando la mitad del grupo por la cima del Tuc de Vallibierna. Después de dos días duros, la acampada de Senarta nos sabe a gloria; sandía, cerveza fría y un buen rato de sol para saborearlas.

 A partir de Benasque, ya no bajaremos al valle hasta el final de la Semana, y disfrutaremos como enanos en los altos valles de Luchon y Louron. Entramos al macizo por el valle de Remuñe, camino de la Tusse. Agua, roca y nieve

 Bajo la silueta del Boum. Las mochilas preparadas para 4 días se dejan notar

Los guías de la semana,  Xabi e Ibantxo, en la cima de la Tousse de Remuñe. Tercer tresmil en tres días, esto marcha! en el collado inferior de Literola, encontramos mucha nieve todavía, asi que ponemos los crampones;Aunque está blanda, asi evitamos sustos


Parte del grupo tomando una cervezita en el refugio Jean Arlaud


El cuarto día, atravesamos el circo del Portillón, pasando por las cimas de Tusse de Mt Arqué, Cap de la Baque y Gourdon



Hacia el collado del pluviometro

 Cap de la Baque, buen mirador de este lugar excepcional.

Tras llegar al collado de Gourgs Blancs, parte del grupo sigue motivado, así que sin dudar mucho nos vamos al Gourdon

 Y poliki poliki vamos bajando hacia Caillauas

 En el precioso lac deth Miei almorzamos y nos damos el mejor baño de la semana. Tras una larga bajada, llegamos al refugio de la Soula, lugar curioso pero donde nos reciben con los brazos abiertos

Quinto día; Tras pasar por el Prat de Cazenave y el lago de Pouchergues, remontamos la duríma cuesta que nos lleva al lago de Clarabide. Desde que salimos de Benasque, la sensación de soledad que se respira es enorme...este es el Pirineo que nos gusta!


Lago de Clarabide; parada obligatoria en este universo de roca y nieve

Camino al collado de Gías, atravesamos algún nevero y toneladas de bloques de todos los tamaños

 Cima en Clarabide para todo el grupo. Como vamos lanzados, algunos subimos al resto de Clarabides y al Gias


  Bajando a Estós, recobramos el color verde

Último día. De camino a Biadós, ascendemos al pico de los Gemelos

Tras una bonita cresta donde hay que andar con cuidado, llegamos a la cima. Bonito ambiente!

En la cresta norte de los gemelos, con su característico bandeado rocoso bicolor

Celebrando una gran semana de montaña en el refugio de Biadós;
solo nos queda volver en Taxi a Parzán, desde donde continuará la Travesía del Pirineo
Después de una semana como esta, solo podemos decir que el año que viene repetiremos seguro!